Marc (Hanno Koffer) lleva una vida tranquila con su novia Bettina, la cual está embrazada. Ambos son una pareja feliz y se aman. Sin embargo, un día Mac conocerá a Kay (Max Riemelt) durante un curso de formación. Entre Marc y Kay surgirá el amor, algo que Marc no comprenderá en un primer momento, sintiendo miedo e incomprensión. De hecho, Marc se consideraba así mismo homófobo, descubriendo que en realidad es homosexual. En definitiva, Caída libre es una película 100% adrenalina, que muestra una homosexualidad desatada, apasionada, pero en conflicto por los demás.

COMENTARIOS